Ya estamos en la temporada de frio, y al igual que a nosotros estos cambios de temperatura pueden afectar la salud de nuestras mascotas. En México, muchas de nuestros animales están acostumbradas a vivir dentro de casa, donde la temperatura suele ser más elevada, por lo que los cambios bruscos de temperatura al salir suelen ser más recurrentes.

A pesar de que un resfriado es el resultado más común de los cambios de temperatura, nuestras mascotas pueden sufrir otras enfermedades, molestias o cambios en su comportamiento.

Dolor articular. Las temperaturas bajas pueden provocar artrosis o dolores en las articulaciones. Esto se debe a que la flexibilidad de los cartílagos y ligamentos se ve reducida por el frío.

Alergias estacionales. Los síntomas de las alergias estacionales en los perros y los gatos son visibles en su piel e incluyen, en algunos casos, comezón y resequedad. También pueden presentar problemas de oído y problemas respiratorios.

Blancho

Frío. Lo primero que hay que tener en cuenta, es que nuestras mascotas son animales que están cubiertos por una capa de pelo y de grasa en la piel, con el fin de protegerse de las bajas temperaturas.Pero, en algunos casos, el pelaje es insuficiente y necesitan de otros cuidados.

Trastorno Afectivo Estacional (SAD por sus siglas en inglés). El cambio de luz puede causar un cambio en la percepción del exterior por parte de los animales con este trastorno. Esto puede provocar cambios en su actitud, como apatía o, incluso, irascibilidad.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de @sacnikte

Cambio en el metabolismo. Con el frio, el metabolismo de los perros puede aumentar su velocidad, lo que puede provocar que esté más hambriento de lo normal. Esto se debe a que el cuerpo del animal consume más energía para mantenerse caliente en un entorno más frío. Pero como siempre, recuerda estar atento a darle la ración que corresponde a su etapa de vida y peso.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de @bluecioran

Como en los humanos, hay casos que son más vulnerables y propensos a enfermarse. Estos casos son: los cachorros de menos de un año; los perros senior; adultos con enfermedades como diabetes o cáncer; los perros y gatos no vacunados, los animales mal nutridos, y las razas pequeñas y de poco pelo, por eso es importante tomar en cuenta las siguientes recomendaciones que nos comparte la MVZ Rita Domínguez, asesora técnica en comunicación científica para Eukanuba para asegurarnos que nuestras mascotas cuenten con un sistema inmunológico fuerte:

  • Tener su vacunación completa
  • Ofrecerle una dieta equilibrada, adecuada y de calidad
  • Evitar que nuestras mascotas estén expuestas al frío
  • Tomar paseos más cortos y cuando haya sol moderado

Siguiendo estos consejos la temporada de frio no debe ser un problema, lo mejor que podemos hacer es estar preparados para que estos meses nuestras mascotas se mantengan saludables.

Fuente: Eukabana