Comienza un nuevo ciclo escolar donde las clases serán de manera virtual para evitar altas concentraciones de personas en los campus.

Es por ello que te damos estos tips para que desde casa, aproveches el tiempo, prestes atención y seas un estudiante virtual exitoso.

1 Adáptate a esta normalidad.

Primero que nada, debes entender que no habrá un profesor al que puedas consultar de forma física, así es que el éxito o el fracaso en tus calificaciones dependerá de tu esfuerzo que le pongas a cada materia.

Asume el reto, participa en tus clases en línea, aporta ideas, realiza las tareas en tiempo y forma y colabora con tus proyectos que sean en equipo.

2 Establece horarios.

Debes prepararte de manera que no te desveles, como si en verdad fueras a asistir a tu campus para que despiertes a tiempo a tus clases y sobre todo hayas dormido bien para que te concentres en tus clases.

Además dedica el tiempo necesario para cada materia, repasa tus apuntes y después tendrás el resto del día para hacer tus actividades en el hogar.

3 Uso de la tecnología

No necesitas ser un experto para manejar los programas que te piden las escuelas, sin embargo, si se te dificulta algún programa que vas a necesitar para tus clases, te aconsejo que tomes un curso o bien, checa los tutoriales que hay en internet para que no te detengas en tus estudios y lo hagas de la manera correcta.

4 No tengas pena a la cámara web

Si eres de las personas que nunca habla en clases, es momento para quitarte el miedo a hablar en público y no temas preguntar ante la cámara web. Es mejor que no te quedes con ninguna duda, ya que puede ser muy tarde después porque no estará tu profesor de forma física para esas dudad atrasadas.

5 Cuida tu escritura

Ahora tendrás que comunicarte con tus profesores o compañeros de manera escrita, así que trata de hacerlo de la mejor manera, sin errores ortográficos y hazlo de una forma cordial, concreta y cordial.

6 Crea un espacio para ti

Si no cuentas con un espacio especial para tomar tus clases, lo mejor será que acoples un espacio en tu casa o habitación para que no tengas el problema continuo de estar en todos lados y en ninguno a la vez. Es mejor que tu espacio este fijo para que ahí acomodes tus materiales que utilizaras en las clases y no pierdas tiempo buscando cualquier objeto.