Minutos antes de efectuarse la ceremonia 91 de los premios Oscar, Yeka Rosales publicó una serie de fotografías y videos en donde aparece con el rostro pintado parodiando a Yalitza Aparicio, esto generó duras críticas hacía Televisa, señalándola de racitas.

Los internautas aseguraron que la forma en la que fue presentada la protagonista de Roma resaltan el racismo que aún enfrentan los indígenas en los medios de comunicación en Latinoamérica.

Ante la polémica, la presentadora se defendió publicando otras caracterizaciones, donde se observa que se ha maquillado de distintas tonalidades para interpretar a gente de todas las razas.

“Yo no discrimino. Yo interpreto todas las pieles y razas y edades que existen en el mundo”, compartió  Yeka en sus redes sociales.



El vocero de televisa, Alejandro Olmos, declaró que “Grupo Televisa condena enérgicamente cualquier forma de racismo o discriminación”

“No creemos que la producción de La Parodia incurra en este tipo de prácticas”, señaló sobre el programa en el que Rosales trabaja. “Pero respecto al caso que nos comenta, sí fue de mal gusto la caracterización que se hizo, por lo que el programa será (antes de salir al aire) revisado y editado".