Por Katya Ocejo

 

Aunque ir a la playa debería de ser una experiencia placentera, hay algunas situaciones fuera de nuestro alcance que no nos permiten relajarnos al 100% ni disfrutar del viaje. Aquí te dejamos unos tips para que tu estancia sea lo más agradable posible.

 

– Quemaduras de sol: si te quedaste dormido bajo los rayos del sol, despiertas y pareces camarón, la mejor solución que hay es el aloe vera. Si, efectivamente ya venden geles para calmar la piel pero la realidad es que ninguna fórmula funciona mejor que el aloe vera natural.

– Bronceado uniforme: para obtener un bronceado parejo y de larga duración, debes de exfoliar todo el cuerpo un día antes, evita usar muchas veces bronceador y cuando lo uses asegúrate de cubrir todo el cuerpo. Si no quieres tener marcas en áreas incómodas, intenta usar trajes strapless para que tus hombros y cuello siempre tengan el mismo tono.

– Cabello esponjado: a la gran mayoría de los seres humanos se nos esponja el cabello con la humedad del ambiente y la realidad es que el uso de productos modeladores combinados con la sal del mar o los químicos de las albercas no es lo más recomendable para aplicar en el cabello.

Para evitar incómodas situaciones, te recomendamos usar sombrero para cubrir todo el cabello, diademas para aplacar el baby hair o usar sprays de sal de mar después de salir del agua para ondular el cabello y sea más maleable.

– Cabello extremadamente seco: Fuiste a nadar, decidiste usar productos para el cabello y ahora tienes el pelo muy reseco? El mejor remedio para esta situación, es la mascarilla de aguacate con aceite de oliva y miel.

El aceite de oliva está saturado de Omega-3, estos ácidos grasos ayudan al crecimiento, fuerza y brillo del cabello también ayudan a prevenir el deterioro por el paso de los años.

Por otro lado, el aguacate contiene aminoácidos y proteínas que ayudan a estimular el crecimiento del cabello, también hidrata el cabello seco y refresca el cuero cabelludo seco.

La miel ayuda a que todas las propiedades del aguacate y el aceite de oliva se sellen en el cabello y también hidrata el cabello.

Mezcla 1 aguacate maduro, 2 cucharadas de aceite de oliva y 2 cucharadas de miel. Machaca el aguacate y mezcla perfectamente todos los ingredientes.

Aplica por todo el cabello, déjalo reposar por 30-60 minutos y enjuágalo con tu shampoo y acondicionador.

– Quemaduras de medusas o aguamala: todos conocemos al primo de un amigo que ya tuvo la mala experiencia de una quemadura por estos animalitos acuáticos.

Si llegas a pasar por esta dolorosa situación, te recomendamos remover los tentáculos lo más rápido posible con plástico ya que entre más tiempo los tengas en la piel la reacción será más grave, después aplica vinagre directo en la zona afectada o  lidocaína para calmar el dolor de inmediato.

Si no tienes ninguna de estos dos productos, el viejo truco de la orina sobre la quemadura nunca falla. Y de preferencia acude al médico.

Ahora si, es hora de disfrutar al máximo tus vacaciones.