La computadora Surface Pro X está lista para el mayor rendimiento en el trabajo, con el mejor diseño y tecnología

Por Aramis Flores Carraza

#MUNDOTECH

@nevermindmexico

Los equipos de computo han tenido un año record este 2020 a raíz de la pandemia y de tener las mejores herramientas para seguir trabajando y obvio los temas personales. Una franquicia que ha trabajado ya por varios años es Microsoft con Surface como el referente disruptivo de trabajo.

Llega este mes de diciembre con la versión Pro X con una nueva configuración que incluye como opción, para quienes necesitan más potencia el procesador de siguiente generación Microsoft SQ2, el cuan fue desarrolla estrechamente con Qualcomm, para tener un procesador personalizado que permitiera crear un PC potente, basados en una arquitectura ARM que ofrece beneficios como eficiencia de la batería, así como mínimo calentamiento, lo que asegura también un uso silencioso, ya que no requiere de ventiladores para disipar el calor.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Microsoft Surface (@surface)

Es un dispositivo 2 en 1 con un diseño minimalista y delgado. Tiene acceso a un ancho de banda rápido ya sea a través de una conexión Wi-Fi o LTE, permite apoyar el aprendizaje y trabajo remoto en el hogar, lo que, para varias personas se ha convertido en un desafío este 2020 y seguramente para gran parte del siguiente año.

Capacidad de memoria. Hasta 16 GB de RAM que soportan gráficos de nueva generación así como la ejecución de múltiples apps de Microsoft 365.

Diseño. Disponible en negro mate, Surface Pro X es el 2 en 1 más delgado del portafolio Surface con solo 7.3 mm de grosor y un peso de 774 gramos (sin teclado).

Conexión. 2 puertos USB-C para conectarse a monitores, bases de acoplamiento y otros dispositivos. Incluye también LTE Advanced Pro.

Eye Contact. Gracias a la Inteligencia Artificial, la función Eye Contact ajusta automáticamente la mirada del usuario para que parezca estar viendo a la cámara durante sus videoconferencias dando la percepción de una mayor atención al interlocutor. Se activa automáticamente con apps de videollamadas y no afecta al rendimiento ni a la autonomía porque funciona con el conjunto de chips de Surface Pro X.