Después de ser una de las parejas más controversial de la escena pública, Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera decidieron separarse al terminar el periodo de gobierno del mexiquense. Aunque ninguno de los dos dio detalles de su divorcio, hace unas horas salió a la luz detalles de su vida antes de dejar Los Pinos.

La información filtrada a medios de comunicación detalla que la pareja llevaba años viviendo por separado. Angelica y sus hijas habitaban una casa que se encuentra al interior de los terrenos de la que fue la residencia oficial, a unos cuantos metros de la zona que habitaba Peña Nieto.

El inmueble conocido como “La Cabaña” consta de dos plantas, dos recámaras, cocina, comedor y sala de estar. La edificación tiene amplios ventanales y fue ahí donde continuó su faceta de Primera Dama.

La relación de Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera vivió muchos escándalos. El primero apuntaba a que todo se trataba de una estrategia política para limpiar la imagen del partido que abanderaba el ex gobernador del Estado de México; seguido de la revelación de “La Casa Blanca”, inmueble que adquirió la actriz con uno de los empresario favoritos de su entonces marido; y por último los rumores de infidelidad con Tania Ruiz.