Tras la culminación del matrimonio entre Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera, el ex esposo de la actriz, José Alberto Castro, afirmó a un programa de televisión que su matrimonio nunca fue anulado.

El productor reveló a Despierta América que, después de seis años de su separación, Rivera seguía siendo su esposa ante la iglesia, ya que no se llevó a cabo el trámite correspondiente para anular su unión.

“Fue parte de lo que se vivió hace muchos años, no podría comportarme de ninguna manera, nunca hubo dolo de ningún sentido, fueron las circunstancias que se presentaron en ese momento”, afirmó Castro. 

José Alberto Castro resaltó que su matrimonio no está en la iglesia o en un papel, “está en un acto de convicción de una persona con quien tuve un matrimonio muy bonito, maravilloso, a una persona a la que siempre le he mostrado mi respeto y mi cariño y recibí lo mismo de ella”.