Los estándares de belleza que la sociedad ha impuesto le cobran factura a la mayoría de las mujeres, especialmente a las que utilizan tacones todos los días, mismos que estilizan su cuerpo pero deforman sus pies.

 

Meghan Markle se quitó sus tacones Manolo Blahnik  durante la ceremonia formal de bienvenida maorí, en Nueva Zelanda, al dejar sus pies al descubierto mostró las cicatrices que dejan en evidencia que se sometió a una cirugía estética para removerse los juanetes.

Hace un par de días,  las cámaras captaron una pequeña cicatriz en el interior del pie izquierdo. El diario The Sun realizó toda una investigación profunda para resolver las inquietudes de los fans de la casa real sobre dicha marca, por lo que consultaron a un ortopedista para corroborar de que se trataba de una operación.

 

“La cicatriz de Meghan es 100% debido a una cirugía de juanete abierta” afirmó Kumar Kunasingam, traumatólogo y cirujano ortopédico del hospital de BMI Shirley Oaks.


La investigación arrojó que la exactriz sufrió de juanetes aproximadamente 4 años y que la intervención a la que se sometió es bastante dolorosa, debido a que deben cortar varias capas par llegar al hueso, mismo que se rompe, se endereza y se fija nuevamente.