El contraste de sabores y aromas le da una personalidad única a esta nueva etiqueta de Xicálico

Para los amantes de los sabores tradicionales, llega una nueva bebida directo de Oaxaca: Destilado de agave Xicálico, elaborado de espadín silvestre de siete años de maduración de San Luis Amatlán que busca conquistar los paladares más exigentes gracias a la sutileza de sus sabores y olores.

Se trata de una bebida en la que destacan notas dulces a miel, en contraste con notas picantes y cítricas de chile fresco, que en perfecto balance le dan a Xicálico una personalidad única frente a otros de su clase.

Durante su proceso de elaboración, se sigue y preserva la receta ancestral de maestros mezcaleros de los pueblos de Oaxaca, empleando agaves maduros cocidos en hornos de tierras, fermentados naturalmente y destilados en alambique de cobre, seleccionado por perlado a cordón cerrado, de producción orgánica y artesanal, bajo las órdenes del maestro mezcalero Nicolás Gutiérrez, convirtiendo a Xicálico en una bebida 100% de agave.

Dentro de sus características destaca la ausencia de barrica en su proceso de elaboración, por lo que Xicálico se cataloga dentro de los destilados jóvenes. Su producción es limitada y para control de calidad, es seleccionado por el método de perlado a cordón cerrado.

Además, Destilado Xicálico trabaja en colaboración con Mezcales de Lulá, marca colectiva de maestros mezcaleros en San Luis Amatlán, Oaxaca, que busca llevar este elixir a los consumidores de una manera responsable e informada.