La salud financiera es clave para llevar una vida más tranquila y organizada.

Gastar de más, puede desencadenar una preocupación constante cuando la persona no tiene capacidad para solventar sus compromisos financieros.

Para desarrollar hábitos sanos en el manejo de las finanzas personales, el orden y la disciplina son dos elementos básicos. Sin embargo, una economía sana no se refiere a llevar un control obsesivo sobre las operaciones financieras, se trata de estar al tanto de los gastos e ingresos para ahorrar, invertir y planear el futuro con mayor claridad y comodidad.

PayPal comparte algunas recomendaciones para una salud financiera favorable:

  1. Analiza tu situación actual

Realiza un análisis financiero para conocer a detalle la manera en que se comporta tu dinero, para hacerlo trata de responder preguntas como de dónde provienen tus ingresos, cuáles son tus fuentes de ingreso y qué porcentaje estás destinando para qué cosa.

  1. Organiza tus deudas

Ordénalas según el monto, enfócate en liquidar primero las que tengan los montos más bajos y conforme vayas liquidando, suma el monto a la siguiente deuda de forma escalonada, de esta forma, crearás un efecto en cadena para mantener tus pagos al corriente.

  1. Identifica los gastos hormiga

Se trata de gastos cotidianos que suelen considerarse como “indispensables” como el café por la mañana o tarde, un snack o gusto; en el caso de la oficina pueden ser los desayunos con clientes o los tickets de transporte en exceso. Estos son gastos diarios que por sí solos no suponen un gran desembolso, pero a la larga o si se pretende ahorrar, sí representan un problema para cualquier presupuesto.

  1. Establece metas financieras

Establecer tus objetivos implica decidir cuáles pretendes alcanzar, determina la cantidad de dinero necesario y otros recursos como cuánto tiempo va a tomar conseguirlo. Clasifícalos en corto, mediano y largo plazo.

  1. Ahorro

Nunca es tarde para hacerlo un hábito, el factor clave es tener un objetivo en mente. Puedes seguir la estrategia 50/20/30, que consiste en dedicar el 50% de tu sueldo a gastos básicos, 20% al ahorro y 30% para gastos personales.

Con estas recomendaciones tendrás una mayor sensación de control sobre tu vida y tu negocio.

Fuente: PayPal