Autocuidado personal, mindfulness, viajes de bienestar, sound healing o meditación son algunos de los caminos para introducir el bienestar en nuestra vida.

Por Diana Salado Lucero

A raíz de la pandemia muchos dedicamos parte de nuestro tiempo a encontrar el bienestar, hacer yoga o meditar para tener una buena salud mental, pues ante el panorama provocado por el COVID-19 nuestros niveles de estrés, ansiedad o depresión se dispararon.

Para Adriana Azuara, la primera mexicana Latin American Wellness Leader con 17 años dedicada a este mundo, el bienestar no es elitista ni tiene que estar ligado con el nivel socioeconómico, pues “el wellness son las selecciones que tú haces para estar bien de manera integral, física, emocional, espiritual y mentalmente”.

De acuerdo con la experta, desde hace cuatro años se dio el boom del bienestar o wellness a nivel mundial y este año vienen varias tendencias muy fuertes: el autocuidado personal, que no sólo se enfoca al cuidado del cuerpo, sino también de la mente.

Salud mental, meditación, música para relajar (sound healing), herbolaria, alimentos para mejorar nuestro cuerpo, mindfulness o respiración también tomarán mucha fuerza este año, pues las personas buscarán ese equilibrio espiritual y su salud.

Los viajes de bienestar a nivel local sin duda van a ser esenciales para reencontrarse o reconectarse con la naturaleza luego de meses de encierro por los que hemos vivido. “Viene la búsqueda de estos viajeros de lugares que mejoren la manera en la que están viviendo y se están sintiendo”, explica.

“Habrá una serie de conjuntos para ir encontrando los mejores caminos para ir introduciendo el bienestar en tu vida. Bienestar es salud, salud mental, salud física y salud espiritual y la gente buscará todas estas opciones para lograrlo”, nos dice en entrevista Adriana, quien también es Key Supporter para México del Global Wellness Day.

En relación al turismo local, la experta nos explica que la gente tomará su auto y saldrá a buscar esa desconexión. Especialmente el viajero secundario, que es aquél que va a viajar, pero introducirá actividades de bienestar dentro de su viaje, pues combinará sus gustos con meditación o spa con soundhealing; hacer observación de aves, abrazo de árboles, hiking o actividades relacionadas con la naturaleza. A diferencia del viajero primario, que es aquel que ya tiene su programa de bienestar con yoga, trekking, meditaciones o rituales.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por adryazuara (@adryazuara)

“Bienestar es salud, salud mental, salud física y salud espiritual y la gente buscará todas estas opciones para lograrlo”, Adriana Azuara, Latin American Wellness Leader.