El cantante, ex vocalista de Allison, regresa a la música acústica y tomando como base lo más primordial del arte.

Por Diana Salado Lucero

Erik Canales, quien fuera el vocalista del grupo de rock mexicano Allison, tenía desde hace varios años ganas de crear y lanzar música en solitario, y este año presentó varios sencillos.

“No había querido robar la energía luego de la desintegración del Allison (en el 2010); como que había sido un trabajo muy paso a paso, lento, pero con paso seguro y este 2020 me permitió regalarme este tiempo para mi proyecto”, dice en entrevista el cantautor.

Se describe como una persona que necesita sentir libertad.

Necesitaba un respiro y Allison me segmentaba artísticamente; fue mucho tiempo de hacer música producida, heavy (…) Yo necesitaba una deconstrucción de mí mismo y lo que hice fue quitar toda esa parafernalia, producción en estudios y regresar a hacer música en acústico, como yo lo hacía al inicio”.

Partiendo de aquí, Erik comenzó a escribir canciones plasmando sus sentimientos; su proceso de introspección, las respuestas a las preguntas que se le presentaban. “Estar guardado me provocó  una explosión creativa y pude sacar temas. Hago música para sanarme y voy trasmutando todas esas cosas en canciones para poder tener esa liberación”, asegura.

2021 con sencillos

El mes pasado grabó en estudio tres temas más, los cuales comenzará a lanzar a mediados de enero. El primero es “El círculo de fuego”, a dueto con Nico Orozco, que habla del ciclo vicioso que las parejas llegan a tener de cortar y regresar.

El siguiente sencillo lo trabajó con Chetes, “Mi culpa”, que grabaron en su estudio en Monterrey, al igual que el video musical y está muy contento de esta colaboración.

“No voy a parar, le vamos a dar con muchos lanzamientos y ya cuando la bandera de cuadros se agite diciendo que podemos salir a tocar, lo vamos a aprovechar”, dice emocionado Erik, quien también recién lanzó su página de internet en la que subirá contenido para una sanación, encontrar el rumbo que se ha perdido y cómo contrarrestar lo que no es positivo con lo que sí.

www.erikcanales.com

También trabaja en un curso que dará vía Zoom en enero y febrero, llamado “Obedece la pasión”, con duración de cuatro sesiones de 2 horas en el que abordará cómo en este caos podemos aprovechar lo que nos gusta e ir soltando lo que poco a poco merma nuestra felicidad.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Erik Canales (@erikcanales)