Brad Pitt y Angelina Jolie decidieron separase hace poco más de cuatro años y todavía continúan en una batalla para determinar cómo dividirán los bienes y la custodia de sus hijos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Angelina Jolie (@angelinajoliee.e) el

Aunque habían pasado varios meses de sanas negociaciones, en las últimas semanas, la actriz ha sido muy fuerte contra el actor y está decidida a luchar ferozmente, así lo dio a conocer un medios de comunicación de Estados Unidos.

“Ella cree que es un ambiente perfecto para los niños , tanto cultural como educativamente”

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Angelina Jolie (@angelinajolie__z) el

Debido al proceso, Angelina tiene que vivir en Estados Unidos, situación que no es de su total agrado, por ello busca terminar rápidamente el proceso legal y así tener la libertad de cambiar su residencia.

“No estoy realmente apegada a esta ciudad. Preferiría viajar con más frecuencia y lo haré en cuanto mis hijos tengan 18. Por ahora, tengo que tener en cuenta dónde elige vivir su padre. Yo coopero”.

El pasado 10 de agosto la actriz solicitó la recusación del juez John W. Ouderkirk por conflicto de intereses, ya que según ella tiene vínculos profesionales con una de la abogadas de Pitt, además de que el magistrado fue el mismo que ofició su boda en 2014.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Brad Pitt (@bradpittofflcial) el

Los abogados del actor criticaron la acción de Jolie de destituir al juez y la acusaron por querer retrasar la demanda de divorcio, después de que se le notificó que tendría que ceder la custodia compartida.

“Las persona más afectadas por la maniobra abiertamente estratégica de Jolie son sus hijos”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Angelina Jolie (@angelinajolieofficialgoddess) el

Los abogados del actor aseguran que Jolie busca alargar el proceso debido a que no están conforme con la forma en la que compartirá la custodia de sus hijos con el actor, por lo que busca desacreditar el proceso y así quedarse con la custodia total.