Hace unos días, en entrevista para el programa ‘Hoy’Aislinn Derbez, reveló que cuando decidió dejar la carrera de Artes visuales y seguir los pasos de su papá, Eugenio Derbez, éste no la apoyó, e incluso la hizo dudar de su talento.

Aislinn estudiaba Artes visuales en Nueva York, pero a los 22 años se dio cuenta de que esa no era su verdadera pasión, y que quería formar parte de los escenarios y foros de televisión, sin embargo, su papá lo tomó muy mal e incluso le dijo  que no era lo suficientemente buena.

Así relató cómo fue la primera impresión del también productor: “Me dijo que para ser actriz tenía que estudiar y hacer mil cosas, que todos los actores estudiaban carreras larguísimas’; en lugar de motivarme, me desmotivó, no es por balconearlo, pero también me dijo: ‘no, tienes que ser muy talentosa para ser actriz’”.

La actriz, también contó que vivió momentos complicados, pues además de que no sabía con certeza a qué dedicarse, nunca recibió el apoyo que esperaba: “No tenía ni idea de lo que quería ser en la vida; yo estaba de ‘híjole’, ¿qué voy a estudiar?, no sé, no se me antoja nada. Por un lado tenía un poquito de ganas de ser actriz, pero no tantas porque yo no quería ser igual que mi familia, no quería ser igual que mi papá, quería ser algo diferente y me daba mucho miedo también que me compararan con él, que me criticaran”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por 🅐🅘🅢🅛🅘🅝🅝 🅓🅔🅡🅑🅔🅩 (@aislinnderbez) el

Confesó que eligió la carrera de Artes por la presión de su papá, y no por gusto, y que por eso terminó dejándola: “Mi papá me regañaba todo el tiempo, me decía que tenía que escoger que ser en la vida, que me tenía que dedicar a algo’ y yo no sabía ni qué me gustaba”. 

“Entonces decidí que como siempre me había gustado pintar, y me gustaba el arte, y la fotografía y todas esas cosas, opté por artes visuales, pero había algo que no me convencía”, agregó.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por 🅐🅘🅢🅛🅘🅝🅝 🅓🅔🅡🅑🅔🅩 (@aislinnderbez) el

Por último, Aislinn narró cómo fue cuando le contó a su papá que regresaría a México para convertirse en actriz: “Le hablé por teléfono y le dije: ‘papá, creo que decidí que sí quiero ser actriz’, y se volvió loco; Me respondió: ‘de qué me hablas, si te estoy pagando una carrera de pintura y escultura y no sé qué, y ahora resulta que quieres ser actriz”.

A pesar de la falta de apoyo de Derbez, Aislinn regresó a la CDMX en 2009, y un año después obtuvo sus primeros papeles y poco a poco se sumaron protagónicos en cine y varias participaciones en teatro y televisión.