Tras darse a conocer que Pablo Lyle había interpuesto una demanda en contra del estado de Florida, la abogada del actor; aclaró que los documentos presentados por la cadena Telemundo no representan lo que se filtró a los medios de comunicación.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Pablo Lyle (@pablolyle) el

La abogada penalista Sandra Hoyos comentó en Ventaneando que todo se trata de una estrategia para defender al actor.

“Pablo Lyle no está demandando al estado, se los digo claramente, no existe una demanda de Pablo Lyle contra el estado, lo que sí existe es una apelación, y lo que muchos medios están mostrando es un documento que dice ‘Pablo Lyle contra el estado de Florida’, claro, porque él es el apelante”.

“Él está apelando la decisión de la corte que fue tomada en septiembre. Los abogados están pidiendo que la corte tome una decisión a favor de Pablo Lyle para que ellos puedan volver a argumentar en la defensa ahora delante de la nueva jueza y los abogados ingresaron la apelación el 29 de octubre del año pasado. Se espera que el estado de respuesta a esa apelación”

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Pablo Lyle (@pablolyle) el

La representante legal del actor señaló que en la Corte de Apelación todos los documentos se presentan por escrito y si los tres jueces tienen alguna duda sobre el escrito, entonces pueden solicitarle al actor que se presente a comparecer.

“La estrategia de la defensa del actor busca que la Corte de Apelación falle a favor de ellos y determinar que el juez Alan Fine no tomó una determinación correcta y lo que causa es que todos los argumentos se vuelvan a presentar de nuevo, se vuelvan a presentar los videos si es que la jueza los admite como evidencia o no y que todos los testigos se vuelvan a presentar con el fin de buscar su libertad en base a esa detención”

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Pablo Lyle (@pablolyle) el

Se espera que los abogados presenten nuevamente el argumento que asegura que el actor actuó en defensa propia para salvaguardar la integridad de su esposa y sus dos hijos.