El cantante Justin Bieber, ha tenido una vida muy acelerada, lo cual le dejó una profunda depresión y una severa adicción a las drogas, además de escándalos en torno a su vida privada.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Justin Bieber (@justinbieber) el

Después de todo esto, Justin poco a poco a podido lograr estar en paz; pero para que esto sucediera pasó por momento difíciles que tuvieron repercusiones en sus relaciones pasadas.

“En mi anterior relación, todo se echó a perder y me volví loco y muy salvaje; fui muy imprudente. Esta vez, me tomé el tiempo para madurar y tratar de tomar las decisiones correctas. Y sí, la verdad es que me sentí mejor”, comentó en el podcast de Zane Lowe, en alusión a su relación con Selena Gomez.

Es por esto que Bieber fue muy honesto con Hailey al momento que iniciaron su relación y le dejó claro que no estaba dispuesto a comprometerse: “Le dije que no estaba preparado para ser fiel y todo eso. Quería serlo, pero aun no había llegado a ese punto”.

Esto logró que Baldwin estableciera su distancia con el cantante y las cosas se enfriaran, después de una cena todo dio un giro inesperado cuando vio a la modelo cargando a un bebé.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Justin Bieber (@justinbieber) el

“Pensé. ‘Quiero que la madre de mis hijos miré a nuestro bebé de esa manera…’. Me pareció muy especial y pensé: ‘Quiero eso’. Supe que me lo podría dar. Un par de meses después, se lo pregunté. Y después de salir como pareja durante unos meses nos casamos”.