Este 2 de diciembre la Princesa del Pop cumple 38 años de edad retirada de los escenarios para atender asuntos personales. A pesar de esto, Britney Spears sigue siendo una pieza fundamental de la cultura pop por el fenómeno que representó en los noventas; y los problemas personales que hicieron que se convirtiera en la hija más querida de los estadounidenses.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Britney Spears Admirers™ (@bsa_britney) el

Britney Jean Spears comenzó su carrera en el espectáculo a muy corta edad como suplente en obras de teatro, modelo de comerciales y programas de talento. Pero fue hasta que se integró al Mickey Mouse Club, junto a Justin Timberlake y Christina Aguilera, que la joven comenzó a forjar un nombre en la industria.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Britney 🦋 (@britney.jean) el

Tras el lanzamiento de su sencillo Baby One More Time, la vida personal de Spears se volvió en el material más preciado de las revistas del espectáculo, mostrando las situaciones que la llevaron a colapsar en  2007.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Arghenis Ocón (@arghenisocon) el

El matrimonio de sus padres

La cantante creció en Kentwood, Louisiana, y fue la segunda de tres hijos. Pero la relación de Lynne Bridges y Jaime Spears marcó la vida de Britney, que según informes, tuvieron bastantes problemas durante su matrimonio. Él insultaba a su madre y en repetidas ocasiones llegó a golpearla frente a todos. Esto provocó que la cantante fuera una niña introvertida, pero con el paso del tiempo aprendió a hacer como si nada sucediera; aunque en varias ocasiones tuvo que intervenir para detener las peleas entre ellos.

Una madre con sed de éxito

Lynne Spears impulsó desde la carrera de Britney desde los tres años de edad. Para ella su hija representaba una oportunidad para cambiar las dificultades económicas que atravesaba su familia. Durante su infancia, Spears fue saturada de actividades, estaba en clases de canto, de gimnasia y danza; además de competir en competencias de estas disciplinas para ganar el dinero ofertado para el primer lugar.

A los seis años ganó una competencia de talento y dos años después acudió a Atlanta para audicionar para el Mickey Mouse Club, donde su madre mintió sobre la edad de Britney para que los jueces la aceptaran. Aunque ellos no la aceptaron en el show, Lynne hizo todo porque la aceptaran.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Xtina Brasil (@teamxtinabrasil) el

Un padre alcohólico y abusivo

Jamie Spears tenía problemas con la bebida, las mujeres y el juego. Podía emborracharse en casa, rodeado de sus amigos y sus hijos presente. A pesar de esto, él logró tener la tutela de Britney en 2007, luego de pasar por la crisis que marcó su carrera y su vida.

A finales de 2018, Jamie fue hospitalizado de emergencia en Las Vegas, debido a una ruptura de colon que puso en riesgo su vida. Esto obligó a Britney a cancelar su segunda residencia en la ciudad del pecado, justo cuando estaba recuperando su lugar en la cima del pop.

Recientemente fue acusado por Kevin Federline, ex esposo de Britney, de maltratar a uno de los hijos que tuvo con la cantante después de una discusión verbal. Esta situación llegó a los juzgados, pero los fiscales solo emitieron una recomendación a la familia Spears.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Britney Spears (@britneyspears) el

Un accidente, dos matrimonios y las malas compañías

Durante la gira “The Hotel Onyx”, Britney Spears conoció a Kevin Federline, con quien mantuvo una relación sentimental alejada del ojo público. Meses atrás la cantante había mostrado su primer acto de rebeldía al casarse con Jason Allen Alexander; matrimonio que duró 55 horas.

El noviazgo de Britney y Kevin estuvo llena de excesos. En el documental Caotic, que muestra cómo se conocieron y que concluye con su boda; se muestra que la pareja consumía sustancias prohibidas, tenían encuentros sexuales en todo momento y la falta de compromiso de Spears. Tras accidentarse durante la grabación del video Outrageous y cancelar su gira, la Princesa del Pop decide casarse en una ceremonia apresurada.

La pareja tuvo dos hijos, Sean y Jeyden y tras el nacimiento de este último decidieron divorciarse. Fue ahí cuando Britney protagonizó varios escándalos con Paris Hilton y Lindsay Lohan, excesos que provocaron que un juez le quitara la patria potestad de los menores. Esta situación llevó a la cantante a perder la razón.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Britney Spears (@britneyspears) el

2007, el año en donde perdió la corona

Mientras su vida personal era un caos, Britney fue obligada por su disquera a trabajar en un nuevo álbum, presión que llevó a la cantante a entrar a una peluquería donde afeitó su cabellera. En ese momento quedaron al descubierto los trastornos mentales que padece la cantante, mismos que la llevaron a ser internada en centros de rehabilitación en repetidas ocasiones.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por We Live In 2000’s 👛💕🎀💅🏻 (@_2000s_baby) el

La princesa resurge de sus cenizas

Tras una época en donde su vida corrió peligro, el padre de Spears y su representante decidieron que era momento de que Britney retomara su pasión por los escenarios. Con el lanzamiento de su disco Circus, la Princesa del Pop se enfocó al trabajo, a su familia y al ejercicio; logrando recuperar su lugar en la realeza de la música pop.