Tras varios años en los tribunales por fin llegó la resolución final en el caso de Julián Gil y Marjorie de Sousa, quien tendrá que darle el 20% de sus ingresos a su hijo Matías para su manutención.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Marjorie De Sousa 🦋 (@marjodsousa) el

“El 20% sobre la manutención que quiere decir, que Julián Gil tendrá que declarar todos sus ingresos, entonces para que el pueda dar el 20%, además obviamente de la reanudación de las visitas, estas visitas a partir de cada sábado en donde Julián Gil tiene que visitar a Matías; pero la enfermera de Marjorie de Sousa tiene que estar presente y el juez le ha pedido que también contrate una enfermera…”, reveló una reportera a Suelta la Sopa.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Julian Gil (@juliangil) el

La disputa legal entre los actores comenzó cuando la actriz solicitó que las autoridades regularan la pensión alimenticia que debía aportar su ex pareja. Durante el proceso legal, Julián aseguró que el verdadero conflicto era porque ella no permitía que él conviviera con el menor, mientras la actriz aseguraba que era él quien no quería ver a Matías.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Marjorie De Sousa 🦋 (@marjodsousa) el

En los acuerdos a los que llegaron fue que Gil tiene derecho a una llamada con su hijo, mientras que Sousa obtuvo el pasaporte que le permite llevar al menor a Estados Unidos, país donde estaba laborando.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Julian Gil (@juliangil) el

Marjorie de Sousa y Julián Gil terminaron su relación tras los rumores que apuntaban que su hijo era en realidad de Gabriel Soto, rumor que finalizó tras someter al menor a una prueba de ADN.