El mejor ejemplo de “querer es poder” sin duda es Adele. Desde hace varios años, la artista británica decidió someterse a un cambio de hábitos alimenticios para mejorar su salud.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Adele (@adele) el

Luciendo un vestido de terciopelo color negro, la intérprete se convirtió en el centro de las miradas en la fiesta organizada por Drake la noche de ayer en Los Ángeles, California. En las fotos publicadas por los asistentes se ve que ha perdido mucho peso, pero lo más importante es que se ve feliz.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Adele (@adele) el

Al inicio de su carrera, Adele se caracterizó por tener una gran voz y una presencia escénica que muy pocas intérpretes tienen. En ese entonces sufría sobre peso, algo que no detuvo su ascenso a la fama, llegando a los primeros lugares en ventas, rompiendo el record de la artista femenina con las mayores ventas de un álbum el día de su lanzamiento, reconocimiento que sostuvo durante muchos años Britney Spears.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Adele (@adele) el

Hace unas semanas, el sello discográfico de la cantante confirmó que ya estaba trabajando en su siguiente disco y se estima que el primer sencillo esté disponible el próximo viernes.

Aquí las imágenes del nuevo look de Adele: