Texto: Adriana Hernández / Fotografías: Eridani Salazar

Lucía Méndez fue una de las personalidades que rindieron honores a las cenizas de José José en el vestíbulo del Palacio de Bellas Artes. Al término de su participación, la actriz decidió externar su incomodidad con un detalle pequeño, pero que para ella es muy significativo.

Mientras los familiares recibían las condolencias por parte de los invitados al homenaje, la Orquesta Sinfónica Nacional interpretó varios éxito de El Príncipe de la Canción, entre las que destacan La nave del olvido, El triste y Regálame una noche. Pero durante la guardia de honor en la que participó la actriz, el ensamble interpretó Amor eterno, de la autoría de Juan Gabriel. 

Esto incomodó a Lucía; quién decidió acercarse con el director de orquesta para mencionarle qué estaban en el homenaje de José José, por lo que estaba fuera de lugar tocar una canción de otro artista. Tras el comentario, la también cantante regresó a su lugar para continuar con el protocolo del evento.

Por otro lado, varios medios de comunicación aseguraron que Lucía Méndez y Dulce le faltaron el respeto a José José; debido a que en un momento se ve a las intérpretes reírse junto al ataúd. En respuesta, cada una aseguró que no se estaban riendo de él, al contrario, Lucía se acercó para hablarle de la forma en la que ella lo hacía en vida, por lo que su compañera no pudo contener la risa.