Durante muchos años, la relación de Eugenio Derbez con sus hijos no fue la más cercana; sacrificando los momentos importantes por entregarse a su trabajo.

Pero el presente es diferente, el actor reflexionó y tomó la iniciativa de acercarse a Aislinn, Vadhir y José Eduardo, no solo como padre, también como apoyo en sus carreras dentro de la industria del entretenimiento.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Eugenio Derbez (@ederbez) el

En entrevista con Ventaneando, Eugenio comentó el motivo por el que no estuvo presente en los momentos más importantes de sus hijos mayores.

“Me tocó no estar en los cumpleaños; no estar en las graduaciones; no estar en las fechas importantes, por estar queriendo haciendo un patrimonio para ellos”, comentó el actor.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Eugenio Derbez (@ederbez) el

Confesó que ser padre a tan corta edad lo llevó a poner en peligro a sus hijos, especialmente a Aislinn.

“Fui padre de Aislinn cuando tenía 23 años; entonces, era un escuincle, no tenía la menor idea de lo que era ser papá. Era más el amigo de mi hija. Era un niño criando a otro niño”

“Lo único que me interesaba era ser el papá más divertido el fin de semana. Entonces, no pensaba en su seguridad, ni en cuidarla; pensaba en ‘qué puedo hacer este fin de semana que sea lo más divertido. Pues vamos a los caballos, a las cuatrimotos’. Todo lo que fuera peligroso, de alguna manera ‘porque va a ser emocionante y divertido’. Y los arriesgué mucho”, agregó.

La situación con Aitana es diferente, es por eso que bajo cualquier circunstancia  siempre llega a jugar con la pequeña. “Me he dado cuenta que lo más importante que le puedo dar a mis hijos es tiempo y ahora con Aitana trato de darle eso: tiempo”.