El 28 de agosto de 2016 se daba a conocer que Alberto Aguilera Valadez, mejor conocido como Juan Gabriel, había fallecido a las 11:43 hrs en Santa Mónica, California debido a un infarto agudo de miocardio.

Después de recibir los honores que una figura de su talla merecía; el nombre de el “Divo” de Juárez ha acaparado los titulares de la prensa nacional y extranjera, gracias a una serie de escándalos. El primero la disputa de su familia por su herencia valuada en 30 millones de dólares.

Mientras los bienes del cantante se disputaban en la corte, varios “supuestos” hijos salieron a la luz pública, todos reclamando la paternidad del fallecido. Estos personajes buscaron por la vía legal obtener parte de las regalías generadas por Juan Gabriel, pero con el paso del tiempo se dio a conocer que eran impostores.

Pero las cosas no quedaron ahí; meses después, el ex representante del cantautor, Joaquín Muñoz; aseguró que el originario de Michoacán estaba vivo, y que había fingido su muerte debido a que su circulo cercano, incluido su hijo Ivan Aguilera, estaban planeando asesinarlo para quedarse con todo su dinero.

“Él me dijo que yo hablara con los medios y que les dijera que a ver si quieren que el 7 de enero sea día internacional de Juan Gabriel porque en México no hay, y para que también reaparezca”, comentó Muñoz a Multimedios Televisión.

Muñoz confirmó que el intérprete de “Querida” regresaría el 25 de diciembre del 2018, pero al llegar la fecha se retractó y dijo Juan Gabriel le había comentado que antes de reaparecer quería tener una audiencia con Andrés Manuel López Obrado para que él le asegurara que su vida no corría peligro, pero el gran regreso del cantante nunca ocurrió.

A pesar de los escándalos; la obra de Alberto Aguilera Valadez está más viva que nunca, registrando altas ventas con materiales que recopilan los grandes éxitos de su carrera; una serie que altos niveles de audiencia y un país que convirtió sus canciones en parte fundamental de sus reuniones.