La sorpresiva muerte de la actriz y bailarina, Edith González, dejó un hueco muy grande en el universo del entretenimiento en México, pero uno aún más grande en su familia, pues dejó a una pequeña de 14 años de nombre Constanza (la cual tuvo con el político Santiago Creel), y aunque se pensaba que quedaría bajo la tutela de su padrastro, el viudo de González, Lorenzo Lazo.

Debido a que Constanza es menor de edad, es imperativo que una persona adulta quede a su tutela hasta que cumpla la mayoría de edad, y dado que siempre se ha sabido de la poca a nula relación que ha tenido con su padre Santiago Creel; y que Lorenzo Lazo, viudo de la actriz, jamás la adoptó, quedará a cargo de un familiar.

Según el programa Despierta América, personas cercanas a la familia revelaron que Constanza quedará bajo la tutela del hermano de Edith: “Aparentemente ellos tenían una relación muy cercana y lo más probable es que la niña quede a cargo del hermano de Edith González”, revelaron.

Esta tarde se llevará a cabo un homenaje para la actriz en el teatro Jorge Negrete, el cual será abierto al público en general para que los seguidores de Edith puedan dar el último adiós.