A las 10 de la mañana de este jueves, la colombiana Shakira arribó al Juzgado de Instrucción 2 de Esplugues de Llobregat, Barcelona, donde fue citada para declarar por el supuesto delito de fraude a Hacienda de más de 14.5 millones de euros, donde se declaró inocente, sin embargo fue otro asunto el que más llamó la atención.

Previamente se sabía que el juez habría ordenado a la intérprete de ‘Hips Dont´Lie’, que hiciese acto de presencia por la puerta principal del edificio, sin embargo se valió de una estrategia para evitar a los paparazzi, y simplemente entrar por el estacionamiento del inmueble, desafiando la autoridad de la titular del Juzgado de Instrucción 2 de Esplugues, Luz Barreiro.

Todo parece indicar que hace un mes, la colombiana rentó una plaza de garage privada en el estacionamiento que el juzgado comparte con un edificio de oficinas, aunque su oficina de prensa aseguro: “Shakira simplemente utiliza una plaza de parking privada que su abogado tiene alquilada”.

Además del uso de dicha plaza fue sólo una parte de la complicada estrategia que la colombiana utilizó para burlar a la prensa, pues además de todo, se hizo rodear de 4 personas para que fuera imposible fotografiarla en cualquier momento de la visita al juzgado.