Muchos pensarían que la vida de Aislinn es maravillosa, tal como los vemos en su cuenta de Instagram, pero la actriz compartió que esto no es así, que su vida no es color de rosa, y no siempre se siente feliz como lo muestra en la red social.

La hija de Eugenio Derbez compartió una reflexión junto a una fotografía en donde aparece con su hija Kailani y su esposo, Mauricio Ochmann.

“Qué fácil nos dejamos apantallar por fotos como esta… pensando que la vida de los demás es perfecta y que la nuestra no”

En los últimos días, Aislinn ha dejado entre ver que tiene exceso de trabajo, generando un problema para ella al no tener el tiempo suficiente para pasar tiempo de calidad con su hija y con su pareja.

“Mis últimos meses han sido rudos, de trabajo en exceso, de mudanzas, de exigirme a hacer y resolver más de lo que puedo, de pésimo humor, desequilibrio, cero tolerancia, sin poder estar presente, culpabilidad por todo lo anterior, etc. No es la primera vez que me pasa y desde que soy mamá me pasa mucho más seguido que antes”

Aislinn Derbez concluyó compartiendo que retomará las terapias, será más disciplinada e invitó a sus seguidores a reflexionar sobre cómo toman la vida.

“¿Cuántos no trabajamos y nos exigimos en exceso para que “algún día” podamos relajarnos y disfrutar los frutos de ese esfuerzo. Pero “ese día” jamás llega… Por qué no mejor pensar que “ese día” ya es hoy?”