La semana pasada el cantante y actor Miguel Bosé, apareció en público con sus hijos durante una alfombra roja en Estados Unidos, algo muy peculiar, pues siempre se ha caracterizado por llevar su vida privada bajo un estricto blindaje, sobre todo en lo que se refiere a sus hijos, es por eso que su ex pareja, el escultor Nacho Palau, se ha pronunciado en contra de la situación.

“No me ha gustado nada. Me da mucha pena ver así a los enanos, ver así a los tres, pero Miguel está acostumbrado, los niños no”, aseguró en entrevista con El País, tras darse conocer las múltiples fotografías de Bosé al desfilar por la alfombra roja de la cinta Godzilla: rey de los monstruos en Los Ángeles, junto a sus hijos, Tadeo y Diego.

“Tengo que ser prudente. No quiero hacer daño a nadie ni pretendo montar ningún circo con este tema tan serio porque no lo he hecho en mi vida. Solo quiero reivindicar mi situación que, cuando llega a un punto, ya todo te da igual”, aseguró el escultor, quien se separó del músico tras 26 años de relación.

“Me encantaría explicarme, pero no puedo. He estado con una persona pública, es una situación muy desigual. Solo me preocupa el sufrimiento de los niños”, aseguró respecto a la batalla legal que la ex pareja enfrenta por la custodia de los hijos tras su separación a finales del año pasado.