Hace algunas semanas el mundo se sacudió luego de que en la serie favorita de muchas personas, todo el mundo pasara por alto que había un vaso de Starbucks en medio de una mesa, lo cual fue descubierto los fanáticos de la misma y expuesto fuertemente en redes sociales, para luego simplemente hacerlo desaparecer.

Pues bien esta vez no fue un vaso de café, sino una botella de PET la que se coló en una de las escenas más importantes del episodio final de la serie, mismo que estrenó este domingo y es que antes de que nombren a Bran Stark como el nuevo rey, una botella de agua apareció detrás del pie de Samwell Tarly y otra debajo de la silla de Ser Davos.

El hallazgo se suma a las críticas que ha recibido la serie luego de que el final dejara muy decepcionados a muchos de sus seguidores, pues aseguran que los guionistas arruinaron totalmente la trama durante los escasos 6 episodios que duró la última temporada de la exitosísima teleserie de HBO.