Gabriel Soto no dudó en responder el cuestionamiento de la prensa sobre una posible infidelidad de Irina Baeva con Sebastián Rulli, rumores que comenzaron a circular en medios de comunicación desde que la actriz decidió enfocarse de lleno a la telenovela El Último Dragón.

El actor defendió su relación con Irina, desestimando los comentarios que apuntan que su pareja tiene algo más que una amistad con la actual pareja de Angelique Boyer.

“Yo estoy perfectamente seguro de la relación que tengo y sabemos dónde empiezan los chismes… Es que empiezan ya con todos los chismes, ya nos sabemos cómo son los chismes”

Recordemos que uno de los temas que fracturaron su relación con Geraldine Bazán fueron los rumores que aseguraban que él era el padre biológico del hijo de Marjorie de Sousa, información que generó un conflicto legal de la venezolana con Julián Gil, mismo que se resolvió cuando frente al juez se reveló, por medio de una prueba de ADN, quién era el padre del Matias.

Lo anterior lo puso de ejemplo Gabriel Soto para demostrar que este tipo de noticias tienen consecuencias.

“Yo soy el claro ejemplo de que sabemos que una bola de nieve se puede llegar a hacer una avalancha en cuestión de chismes y que tienen consecuencias importantes…”

Soto concluyó recordando que hace tiempo ganó la demanda interpuesta a una revista que publicó unas fotografías donde aparecía con otra actriz.

“Así que no empiecen con los chismes porque si no los demandamos y ganamos las demandas…”