Fue a principios del año pasado que la actriz mexicana Karla Souza, aseguró haber sido víctima de abuso sexual por parte de un productor de cine, y aunque nunca reveló el nombre, dio todos los indicios para que la opinión pública señalara a Gustavo Loza como el posible depredador sexual, lo que lo llevó a pensar en el suicidio.

“Sí, llega un momento en que consideras esa posibilidad. No la dices, no comentas nada, pero es muy complicado porque no son acusaciones sencillitas. Es algo profundo que cala, que agrede fuertemente a la familia, a los hijos, a la integridad de un ser humano”, aseguró en entrevista con Ventaneando al cuestionarle acerca de lo ocurrido con Armando Vega Gil, músico que terminó con su vida tras ser señalado de forma anónima por el movimiento #MeToo.

Gustavo Loza tuvo que sacar a la luz que él había tenido una relación de pareja con Souza, para poner un alto a las especulaciones, además de que sacó a relucir algunas conversaciones que había tenido con la protagonista de ‘¿Qué culpa tiene el niño?’, para que qeudara clara su inocencia y la irresponsabilidad de ella al no revelar el nombre de su abusador.

“Lo que sí no voy a aceptar es que se hagan denuncias de esa manera tan irresponsable, que no haya gente que señale, que dé la cara, que cuente una verdadera historia, que compruebe y a mí me parece que muchas de estas personas lo que están haciendo es nada más buscar reflectores, yo lo he insistido mucho: ok, hay gente que por supuesto ha sufrido vejaciones, abusos. Bueno, ahí están las leyes. Vayan y busquen justicia y levanten una denuncia, una demanda y vamos hasta las últimas consecuencia”, finalizó.