Minutos antes de las 9 de la mañana, el actor Pablo Lyle se presentó ante la corte de Miami – Dade donde fue acusado de homicidio involuntario tras la muerte de Juan Ricardo Hernández, el hombre que atacó después de un altercado automovilístico.

La fiscalía aseguró que tiene evidencia suficiente para declarar culpable al actor, por lo que la defensa tendrá que presentar las pruebas necesarias para demostrar que Lyle atacó al hombre de 63 años en defensa propia, así como lo declaró el actor al inicio de las investigaciones.

 

Pablo Lyle continuará en arresto domiciliario con un monitor GPS en el tobillo y tendrá que acudir nuevamente ante el juez el próximo 11 de junio, donde los abogados de la víctima y el actor tendrán que presentar las pruebas necesarias para que el juez de una decisión definitiva.

Las pruebas que afectan al actor son un video captado desde una gasolinera cercana al lugar de los hechos, aunque la defensa del Pablo Lyle solicitó que se desestimara esta prueba, el juez desestimó esta petición. Además, un testigo aseguró que Juan Ricardo Hernández le suplicó a Lyle que no lo golpeara, declaración que es crucial para la investigación.