El 1 de mayo se llevará a cabo una audiencia para determinar la situación jurídica de Pablo Lyle y así establecer nuevos cargos en su contra tras haber tenido un altercado con un hombre de 63 años que perdió la vida horas después de que el actor lo golpeó.

A unas horas de presentarse nuevamente en la corte de Estados Unidos, una publicación reveló detalles de la situación que vive Lyle en su arresto domiciliario.

Lo primero es que esto está afectando su relación con su esposa, debido a que él quiere mantenerla alejada del escándalo mediático que se está generando desde que se confirmó que Juan Ricardo Hernández había fallecido.

La revista TvNotas aseguró que Pablo y Ana han recibido amenazas de muerte, situación que ha llevado al actor a tener pensamientos suicidas. Además, la situación ha generado fuertes discusiones entre ellos, lastimando considerablemente su relación.

Expertos aseguran que Pablo Lyle se enfrentará a una situación complicada frente al juez, debido a que hace unas semanas fue remplazado el fiscal encargado del caso, y en su lugar fue colocado una persona con mayor experiencia. Los nuevos cargos que se le pueden imputar son homicidio involuntario u homicidio en segundo grado; en los dos casos, el castigo es prisión.