El pasado 31 de marzo, Pablo Lyle fue parte de un contratiempo automovilístico y de manera irracional golpeó a un hombre de 63 años, provocándole la muerte horas después en un hospital de Miami.

Tras la muerte de Ricardo Hernández, la situación legal para el actor se ha complicado al revelarse más detalles de lo que realmente sucedió.

Ahora, y luego de que Pablo le fijaran una fianza de un millón de dólares y le fuera retirado el pasaporte, un testigo que estuvo en el lugar de los hechos relató lo que ocurrió al programa Suelta la Sopa y detalló que el actor no actuó en defensa propia.

“(Juan Ricardo) Se estaba muriendo, ahí mismo en el piso. Cuando llegó la ambulancia y vieron que no le pudieron hacer nada, decidieron llevárselo al hospital rápido (…) Fue un señor y una muchacha quienes le dieron la placa a la policía”

 

Los abogados del actor aseguran que Lyle actuó en defensa propia, pero el testigo aseguró que es mentira ya que el señor de la tercera edad no podía con él.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Suelta la Sopa (@sueltalasopatv) el