Luego de que esta mañana se supiera que el actor Pablo Lyle, acusado de asesinato tras fallecer el cubano de 63 años Juan Ricardo Hernández, a quien golpeó durante un incidente de tránsito, tendría que pagar 1 millón de dólares a manera de fianza, las cosas han dado un giro inesperado.

A trascendido que los abogados de Lyle, solicitaron que la fianza fuera reducida en un 50 por ciento, sin embargo ahora se sabe que el actor ha accedido a continuar con su proceso legal en arresto domiciliario, por lo cual ha tenido que pagar una millonaria suma.

50 mil dólares (casi 1 millón de pesos) fue la cantidad que Lyle aceptó pagar a cambio de pasar en relativa libertad el proceso al que se enfrenta, y por lo cual tendrá que usar un rastreador en su pierna, además de no poder salir de casa (ni siquiera al patio) por las noches, conducir vehículos o ingerir  alcohol.

Hasta el momento no ha habido alguna declaración al respecto ni por parte del actor, ni de su abogado.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Despierta America (@despiertamerica) el