Desde que se anunció la segunda temporada de la serie de Luis Miguel en Netflix se especuló que la historia se desarrollaría en la época en la que conoció a Aracely Arámbula y su faceta como padre, esto generó que la prensa cuestionara a la actriz sobre esta teoría.

En entrevistas anteriores, “La Chule” comentó que la producción de Netflix no se había acercado a ella para solicitar alguna especie de permiso para utilizar su nombre o el de sus hijos, pero al acercarse la fecha de grabación, la actriz cambió su discurso frente a los medios.


“El  señor (Luis Miguel) canta divino, que cante, pero no hay necesidad de exponer tanto una vida, que para empezar no le gusta hablar de esa vida. Entonces, a mí me encantaría que no nos saque, porque no nos interesa salir. Como dice María Victoria, ‘ ¡qué vengan mis abogados!’. No vamos a salir en esa serie, ni mi nombre ni mucho menos el de mis hijos. No quiero que la tranquilidad de mis hijos esté expuesta y los perturben, porque no hay necesidad”

“No me interesa que expongan a mis hijos porque son menores de edad y no tendrían porque exponerlos. Ellos son niños como todos, o sea, ustedes (los medios de comunicación) son los que me los quieren hacer artistas, pero ellos son niños de los más normales”