El cantante Robbie Williams es conocido, además de por su música, por ser uno de los sex symbols más conocidos a nivel mundial, por eso muchas de sus seguidoras murieron de envidia cuando contrajo matrimonio en 2010 con la actriz Ayda Field.

El cantante y su esposa se han mantenido muy al margen de los medios de comunicación en cuanto a su relación, sin embargo ambos forman parte del jurado de X Factor en Reino Unido por lo cual se ha hecho mediática su relación, incluso sus secretos sexuales.


Durante el especial de Navidad del programa, la esposa de Robbie reveló uno de sus fetiches y es que a decir de Ayda, aprovechan los cortes comerciales para sostener relaciones sexuales en el backstage del foro.


Es asombrosa la facilidad con la que podemos aprovechar los anuncios para tener sexo", reveló la intérprete tras ser cuestionada por el presentador, Keith Lemon, acerca de si alguna vez había tenido que fingir un orgasmo.