Absolvió a Dante Michael Soiu a pesar de que el hombre le envió cartas sexuales en los últimos 17 años.

Gwyneth Paltrow tendrá que aprender a lidiar con el acoso. Así lo dictaminó el pasado miércoles un jurado de Los Angeles al absolver del cargo de hostigamiento a Dante Michael Soiu, un hombre de Ohio que lleva al menos 17 años persiguiendo a la actriz.
 
La intérprete, de 43 años, aseguró el pasado 9 de febrero en una corte de California que temía por su seguridad y presentó junto a los fiscales las decenas de cartas y mensajes con tono pornográfico, así como los regalos que Soii le envió de 2009 a 2014.
 
Este era el segundo proceso por acoso que la artista interponía contra Dante Soiu, de 66 años. El acusado estuvo internado en una institución mental a inicios de la década de 2000, luego de que se le acusara de enviarle mensajes lascivos y juguetes sexuales a la actriz. En ese caso se le declaró inocente por motivos de salud mental.
 
El jurado de seis hombres y seis mujeres inició el martes la deliberación de este caso, luego de haber escuchado en semanas anteriores el testimonio de varios testigos, incluyendo Paltrow, quien no dudo en describir el miedo que le provocó volver a recibir las misivas de Soiu. Según relató la actriz en una carta de 2010 el hombre le decía: “Usted está perdida, no tiene remedio. Ahora debe morir. Usted debe morir”. Y en otra le confesaba que su meta era casarse con ella.
 
Soiu también tuvo oportunidad de contar su versión. Según testificó durante el juicio, él era un hombre nuevo que simplemente le había escrito a Paltrow para pedirle perdón por sus mensajes previos. El presidente del jurado, Ryan Austin, dijo que los hueces encontraron que Paltrow y Soiu eran testigos creíbles, pero que dudaban que la intención de Soiu fuera asustar a la actriz. Explicó que aunque el jurado creía que la conducta de Soiu era reprochable, especialmente los mensajes con contenido sexual, no era lo suficiente como para ser considerado acoso criminal.