La primogénita de Donald Trump tiene a la venta accesorios y ropa que confecciona con piel de conejos que sufren maltrato.

Ivanka Trump se une a los escándalos familiares luego de que su línea de ropa fue señalada por el uso de pieles de conejos asesinados brutalmente.

Mientras que su padre, Donald Trump, sigue despertando controversia con sus declaraciones racistas y marcada tendencia política de ultra derecha, su primogénita Ivanka Trump tampoco parece querer alejarse del escándalo.

La empresaria y modelo ha sido criticada por la organización PETA debido al uso de sombreros con pompones hechos de pelaje de conejos asesinados en China. La organización compartió con la americana un video en el que se expone de manera cruda la realidad de crueldad animal de tras de la industria del pelaje de conejo en China, el mayor exportador de pieles del mundo. El video revela que los trabajadores del matadero dejan a los animales luchando y forcejeando violentamente tras golpearlos en la cabeza con el reverso de un cuchillo, colgándolos boca abajo y cortando sus gargantas.

PETA, cuyo lema dice, en parte, que “los animales no son nuestros para vestirnos con ellos”, está pidiéndole a Trump que deje de vestir o trabajar con pelaje real. Ella ya ofrece muchos artículos de piel sintética y puede hacer el cambio fácilmente.

“Estamos muy decepcionados (y sorprendidos) al ver que estás vendiendo sombreros con pompones hechos de pelaje real de conejo de China. Nos conmocionó especialmente, dado que la mayoría de los pelajes que utilizas en tus colecciones son sintéticos”, escribe Ingrid Newkirk, Presidenta de PETA.

“Por favor, haz lo correcto sin demora, y únete a la larga lista de hermosas marcas incluyendo a Calvin Klein, Tommy Hilfiger, Inditex, Ann Inc., Ralph Lauren, H&M y docenas más, que han rechazado los pelajes”, puntualizó.

Este es el video que la organización ha compartido sobre el maltrato a los conejos: