La banda volvió a subirse a un escenario en París a menos de un mes de los atentados.

Eagles of Death Metal regresó anoche a la capital francesa para subirse al escenario por primera vez desde los atentados que terminaron con la vida de 130 personas. Lo hicieron como invitados especiales de U2.

“Dejen que les presente a personas cuyas vidas estarán ligadas para siempre a la ciudad de París. Estos son nuestros hermanos, nuestros colegas trovadores. Les arrebataron el escenario, así que esta noche nos gustaría ofrecerles el nuestro”, dijo Bono, líder de U2, poco antes del final del concierto.

El vocalista de Eagles of Death Metal, Jesse Hughes, apareció en el escenario rodeado de los cuatro miembros que tocaban en Le Bataclan cuando irrumpieron los terroristas. Entonaron junto a U2 una versión de People have the power, de Patti Smith, después, la enlazaron con uno de sus temas propios, I love you all the same.

Al terminar su actuación, Hughes agradeció la oportunidad a U2 y declaró: “Cuando miro alrededor, ¿qué veo? Veo a nuestros amigos. Les quiero muchísimo. Nunca dejaremos de hacer rock and roll”.