La cantante de Bad Blood hizo un generoso donativo a las escuelas de Nueva York.

Taylor Swift se preocupa por la educación en la Gran Manzana y decide unirse a Scholastic, al donar 25 mil libros por todo Nueva York.

La cantautora busca promover la lectura independiente entre los niños, gracias a su gran apoyo, 25 escuelas en la ciudad que nunca duerme, recibieron mil libros cada una.

El presidente de la asociación Scholastic, Greg Worrell, recibe con los brazos abiertos a Taylor para luchar por la alfabetización. Esta asociación busca el compromiso con los niños, debido a que los libros pueden ser muy influyentes en sus vidas.

Usher y Sarah Jessica Parker, también han colaborado y ayudado con Scholastic para mejorar la educación en Estados Unidos.

Taylor promociona su tema “Wldest dreams” ¿ya lo escuchaste?