Conoce a las celebridades han estado en crisis emocionales que han acabado con sus carreras, sus familias y hasta su propia vida.

Con el motivo del cumpleaños de Macualay Culkin recordamos las peores crisis de los famosos. Aunque su vida parezca girar en torno a glamurosas alfombras rojas, escenarios exóticos de filmación, casas de ensueño y eventos exclusivos, las celebridades también sufren el estres ocasionado por una industria altamente demandante que suele mostrar solo su bello rostro sin revelar los tentáculos que arrastran a sus protagonistas hacia el rincón más oscuro de su personalidad y en el que se libran las mayores crisis de algunas celebridades.

La cantante de pop Britney Spears, tuvo una severa crisis emocional en el 2007 cuando regresó al mundo de la música y se divorcio de Kevin Federline.  Spears quiso expresar su libertar por lo que se rapó en una peluquería y se hizo dos tatuajes, esto causo un gran escándalo en su carrera.

La interprete de ‘I Wanna go’ no solo afectó su imagen rapándose sino que también llevó una vida llena de fiesta, alcohol y sustancias nocivas. Se supo que fue a la gran pelea que tuvo con su ex esposo Federline por tener la custodia completa de sus pequeños.

Las repercusiones que tuvo la crisis emocional de Britney fueron difíciles, su ex marido, quien fue su mejor amigo toda la vida, le quitó por completo la custodia completa de los menores, fue internada en una clínica de rehabilitación y perdió a su manager Sam Lufti debido a que apoyaba su rebeldía.

—————————–

-Justin Bieber cuando termino su relación sentimental con la cantante Selena Gómez enloqueció, empezó por golpearle a todos los periodistas y camarógrafos que se cruzaban por su camino.

En sus conciertos empezó a retrasarse sin excusa alguna. Empezó a consumir con frecuencia drogas que lo llevaron hacer locuras como videos. Justin se encuentra en el mundo del escándalo, se encuentra en el ojo del huracán después de todo lo que ha hecho debe de cuidarse de la presa todo el tiempo.

¡No te pierdas a Justin diciendo cosas sin sentido!