La clínica donde permanece ingresada la joven ha restringido el acceso a la familia Brown después de que uno de sus miembros le sacara una foto a Bobbi.

A la familia de Bobbi Kristina Brown se le ha restringido el acceso a la habitación de la clínica donde permanece ingresada la joven por expreso deseo de los familiares de su madre, la fallecida cantante Whitney Houston, después de que comenzara a circular una fotografía de Bobbi inconsciente en su cama, que estaría siendo subastada al mejor postor. El único Brown que todavía tiene permiso para visitar a la joven es su padre, el cantante Bobby Brown.

Según informan varias fuentes al portal TMZ, el equipo de seguridad de la clínica ha informado a los Houston de que existen evidencias que apuntan a que la fotografía fue tomada por uno de los miembros de la familia Brown, por lo que los custodios legales de Bobbi han decidido limitar el acceso a su habitación. Por el momento, los componentes del clan Brown han preferido no pronunciarse respecto a la identidad del sospechoso. 

La tía de Bobbi, Leolah Brown, confirmó el pasado viernes a través de su cuenta de Facebook la existencia de dicha fotografía, asegurando que se encargaría personalmente de descubrir al culpable.

“Sacaste la foto pensando que ibas a poder conseguir algo de dinero y que eso sería todo. Pues sabes qué, me voy a encargar personalmente -si nadie más lo hace antes- de que se revele quién eres. No le harás a mi sobrina lo mismo que le hiciste a su madre. Whitney Houston está actuando desde la tumba a través de mí. Mi misión será asegurarme de que mi sobrina recibe justicia sea como sea”.