La socialité emula a Marilyn Monroe en una sesión de fotos altamente sensual.

Kim Kardashian sabe como captar la atención y sis e trata de una portada más. La socialité fue elegida para ser la portada de la edición brasileña de la revista Vogue y evidentemente ha logrado captar toda la atención posible al hacerlo luciendo nuevo look.