Nada más lejos de la realidad, Dr. Luke ha querido también contraatacar demandando a Kesha por nada más y nada menos que por extorsión. Parece que el productor se ha dado cuenta de las artimañas de Kesha para romper el contrato con él, que el productor no ha dudado en acusarla de extorsión y de mentir.

Al poco de interponer la demanda Kesha, Dr. Luke no dudaba en contraatacar también de manera legal con una demanda. Según la abogada del productorChristine Lepera, comentó a TMZ, que la demanda que puso Kesha sobre los supuestos abusos forman parte de “una campaña de publicación de declaraciones escandalosas y falsas”, calificándolas de difamatorias.

Veremos en qué queda esta batalla legal, pero que por ahora no tiene pinta de que acabe rápidamente y que se prolongará en el tiempo. ¿Quién ganará?