Después de postergar su enlace matrimonial en varias ocasiones, la princesa Beatriz de York le dará el sí en el altar a su novio, el empresario Edoardo Mapelli Mozzi. El evento deberá seguir cierto protocolo marcado por los miembros de la monarquía británica, pero sin tener su toque personal.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por British Royal Family (@familia_real_britanica23) el

Aunque la familia real ha mantenido todo en secreto, se ha revelado que los anillos que portarán son confeccionados con oro puro procedente de una mina del norte de Gales que actualmente está cerrada y es el lugar de donde se extrajo dicho material para las joyas de la reina Isabel II.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Revista Chismes y Farándula (@revistachismesyfarandula) el

Esta práctica se inició cuando la reina madre contrajo matrimonio con el rey Jorge VI en 1923 y desde entonces los miembros de la familia real han forjado sus argollas con el material extraído de ese lugar.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Magazinespain (@magazinespain) el

Otro detalle filtrado a los medios es que Beatriz de York será vista por primera vez en público utilizando una tiara, aunque hasta el momento se desconoce cuál será el modelo que elegirá la hija del príncipe Andrés.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Bekia (@bekiaes) el

Para todos los fans de la familia real, la boda de la princesa de York no será televisada, por lo que su entrada a la capilla del palacio de St. James solo será vista por los asistentes.