Los duques de Sussex decidieron dejar atrás los lujos que recibían por ser parte de la familia real y cambiar sus residencia a Canadá; esto ha generado un debate en Reino Unido sobre el futuro de la monarquía y sobre el rol que tendrá la pareja en el país americano.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) el

Muchos pensarían que recibir a dos miembros de la familia real sería algo grato, pero al parecer no es así. Los residente de la zona donde vivirán Meghan y Harry están preocupados por la invasión de su privacidad; y han comenzado a colocar pancartas advirtiendo a los paparazzis que no son bienvenidos.

El portal de Entertainment Tonight informó que desde que se reveló la zona donde radicarían los duques, los fotógrafos comenzaron a rondar las propiedades para obtener una imagen de la pareja en su nueva faceta, situación que está molestando a muchos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) el

TMZ informó que la residencia ubicada en North Saanich donde vivirán Meghan y Harry; está siendo reforzada para que los fotoperiodistas no obtengan imágenes personales de la pareja. Entre las modificaciones se encuentran una lona que cubre la propiedad, cámaras de vigilancia y dos portones que fungirán como retenes.