Nadie hubiera imaginado que alguien rechazaría ser el padrino del bebé de Meghan y el príncipe Harry, pero sí, los duques de Sussex le hicieron la invitación para apadrinar al actor George Clooney y a su esposa Amal, con los que tienen una gran amistad, pero ellos decidieron declinar y revelaron los motivos de su decisión.

Semanas previas al nacimiento del príncipe Archie, medios de comunicación reportaron que la familia Clooney serían los encargados de bautizarlo.

George Clooney asistió al programa de Jimmy Kimmel donde aclaró que no podría ser el padrino debido a que sus gemelos absorben y que la información publicada en los medios británicos es falso.

 

“Sería muy mala idea porque no se me daría nada bien. Tengo gemelos y apenas puedo con ellos. No voy a ser el padrino. Te lo prometo, estoy muy seguro de ello”

“A todo el mundo le encantan los rumores, pero no es cierto. De verdad, no querrían verme como padrino de nadie. A estas alturas apenas se me puede considerar padre, resulta alarmante”