Fue en 2017 cuando la ahora Duquesa de Sussex, cerró sus perfiles en redes sociales, justamente unos días antes de anunciar su compromiso con el príncipe Harry, y es que según el protocolo, los integrantes de la familia real no pueden tenerlas.

Sin embargo este lunes 17 de diciembre, muchas personas notaron que la ex actriz de Hollywood estaba de regreso en Instagram, lo cual desató furor entre sus seguidores, quienes de inmediato aseguraron que nuevamente había roto el protocolo.

El gusto no les duró mucho, pues al cabo de unos minutos, el perfil nuevamente fue dado de baja de la red social, dejando más confundidos que nunca a todos los que se dieron cuenta del regreso de Meghan Markle a la vida en redes.


Lo que en realidad ocurrió fue que un error en el sistema, mismo que permitió que cualquier persona pudiera ver el perfil durante unos cuantos minutos: sus viajes, trabajo como activista y la colección de ropa que lanzó en Canadá.