En los años 90 introdujo al diseñador italiano en la alta sociedad española; padecía Alzheimer precoz.

La monarquía española enfrenta el duelo de perder a Elena de Borbón, prima de Don Juan Carlos, quien estuvo casada con el atractivo empresario, José María Garrigues.

Elena y José María tuvieron tres hijas (ella aportó otra de un matrimonio anterior), la pareja vivió enamorada y feliz, ambos eran triunfadores y guapos.

Sin embargo, a los 50 años le detectaron Alzheimer precoz; poco después, perdió a su marido.

Esta dura enfermedad acabó con sus lindos recuerdos. Los últimos 15 años vivió junto a sus hijas, quienes cuidaron de ella con mucho esmero.

Sus últimos días los pasó en Puerta de Hierro, donde falleció alos 67 años este fin de semana, rodeada de sus seres queridos y con la serenidad que siempre demostró.

Elena pertenecía a ese grupo de elegantes damas que por, diferentes motivos, se incorporaron al mundo laboral en un tiempo en el que la mayor parte de las señoras de la alta sociedad sólo se dedicaban al cuidado de sus familias. 

Marisa Borbón en Loewe, Beatriz de Orleáns en Dior,Melinda Rúspoli en Chanel, Isabel Preysler en Porcelanosa, Cari Lapiqueen Vasari, Naty Abascal con Oscar de la Renta.

Los diarios españoles señalan que la alianza de Elena de Borbón con Gianni Versace fue tan perfecta, que el diseñador italiano aprovechaba cualquier excusa para viajar a Madrid y reunirse con ella. “Se adoraban, tenían unas personalidades muy compatibles y verles juntos era una delicia. Nada que ver con su hermana Donatella, con la que Elena no tenía nada en común. Recuerdo que estábamos las dos en Zara cuando le dijeron que habían asesinado a Gianni. Se quedó tan impactada, que se mareó”, cuenta su íntima Katia Guerrero.