Parece que las cosas no van nada bien para la cantante Miley Cyrus, quien después de pasar por un proceso de divorcio y estar internada en el hospital, tendrá que cancelar sus compromisos laborales debido a que fue sometida a una cirugía de cuerdas vocales.

La cantante hace poco menos de un mes fue hospitalizada de emergencia por una complicación de amigdalitis por lo cual fue necesario operarla.

La recuperación de dicha cirugía tardará algunas semanas y no podrá enunciar palabra alguna, motivo por el cual sus proyectos tendrán que esperar.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Miley Cyrus (@mileycyrus) el

Miley estaba trabajando en su próximo proyecto y el pasado mes de septiembre, estrenó una canción con Lana del Rey y Ariana Grande, “Don’t call me angel”, que forma parte de la banda sonora de la nueva película Los Ángeles de Charlie.