Anahí, Dulce María, Maite, Poncho, Christian y Christopher no imaginaron que el éxito de “Rebelde” y en especial de RBD, los llevaría a convertirse en uno de los fenómenos culturales más importantes de la década del 2000.

 

En 2008, la agrupación anunció que tomarían caminos por separado, despertando una serie de rumores que apuntaban que entre ellos la relación no era tan buena como lo proyectaban, pero diez años después salió a la luz la verdad de su desintegración.

Zoraida Gómez comentó a Imagen Televisión que detrás de cámaras existían grupos, algunos eran más afines a Christian, otros a Maite y Dulce María, pero ninguno de estos grupos era por rencillas entre ellos. En realidad se formaron porque eran afines a la moda, a la música, a lugares y temas similares.

 

Durante cinco años, RBD alcanzó los primeros lugares de popularidad en países como Rumanía, España, Brasil, Canadá, Italia y Francia. La periodista Flor Rubio asegura que la fama y el acosos de la prensa fue uno de los motores principales por los que decidieron separarse. Por otro lado, las ventas de sus discos y el fracaso de su serie titulada “la familia”, apuntaban a que ya no eran tan relevantes.


Otro dato que se reveló es que existía un acuerdo entre los seis integrantes, éste consistía en que si alguno de ellos ya no quería seguir en el proyecto, ninguno de los otros continuaría, poniéndole fin a RBD.

 

En varias entrevistas, Christopher Von Uckerman ha declarado que está cansado de que lo relacionen con la agrupación, una etapa de su vida que quiere dejar en el pasado y que en palabras de él, es algo de lo que se arrepiente


Por otro lado, Alfonso Herrera ha dejado en claro que aprecia que los fans de RBD sigan con la esperanza de verlos de nuevo en el escenario, pero que él ve complicado su reencuentro, debido a los planes personales que tiene cada uno de los miembros.

 

Se especuló que este año se estrenaría un documental sobre la agrupación, producido por Pedro Damián, creador de RBD, pero el proyecto sigue retrasado y al parecer no tiene fecha para ver la luz.